Cabecera

Empieza la cabecera de la web, con el buscador y selector de idioma. Si quiere saltar este contenido, puede regresar a los accesos directos para navegar por la web

Formulario de búsqueda

¿Dónde te encuentras?

A continuación mostramos el menú de migas, que muestra el lugar exacto donde el usuario se encuentra actualmente. Si lo desea puede regresar a los accesos directos de navegación

Estás en

Dichos sobre Abengibre

Son muchos los dichos que hemos oído sobre Abengibre y los abengibreños, unos más simpáticos y graciosos, otros más maliciosos; pero a ninguno le falta el ingenio y la gracia. ¡Descúbrelos!

¿Qué pasa con los de Abengibre? Están en todos los sitios, como Dios...

Dicen que los de Abengibre están en todas partes, y va a ser verdad, pues hemos encontrado referencias de su presencia en lugares remotos desde tiempos inmemoriales... Estos los ha enviado Juan García Montero. Léelas y disfruta ;)

  • A Don Quijote le dieron manta unos arrieros de Abengibre en una venta.
  • Cuando Colón descubrió América, ya estaban allí unos de Abengibre cambiando pieles por cajas de cerillas.
  • Cuando los astronautas llegaron a la Luna, se encontraron a unos de Abengibre vendiendo melones.

Dichos, refranes, coplas, chascarrillos y otras lindezas sobre Abengibre y los abengibreños

Del libro "Diccionario de gentilicios y seudogentilicios de la provincia de Albacete", publicado por Mª del Pilar Cruz Herrera en Zahora, en la Revista de Tradiciones Populares, nº 42 (editada por el Servicio de Publicaciones de la Diputación Provincial de Albacete) he extraído las partes que aluden a nuestro pueblo.

“De Abengibre, Dios nos libre.”

Esta es, quizá, la expresión más extendida sobre Abengibre y la que más coraje nos da, pero, como siempre, tenemos algo que contestar a ella:

“Eso dice el refrán de todo el que por allí va”

“De Abengibre, Dios nos libre; y de Carcelén, también.”

Este dicho tiene una variante más recogida en Casas de Juan Gil, Casas de Ves y Alborea:

“De Abengibre Dios nos libre, y de Carcelén también, también.”

“De Abengibre, Dios nos libre con su garrote bien firme.”

Sobre la rivalidad entre Abengibre y Jorquera

Aludiendo a la rivalidad entre los devotos de San Miguel de Abengibre y los de la Virgen de Cubas en Jorquera, Carmina Useros recogió en su libro un fragmento de las Albas a San Miguel:

“Nos dicen los de Jorquera
que no tenemos amparo,
tenemos a San Miguel
y a la Virgen del Rosario.”

En Alcozarejos dicen que somos de escaparate...

Recogido en Alcozarejos, tenemos otra mención a la buena planta de los abengibreños, mientras el resto de la descripción no es tan generosa con los lugareños de los pueblos de alrededor:

“Ahora que tengo tiempo,
aprovecho la ocasión
para explicarles a ustedes
lo que cría cada pueblo
de esta demarcación.
Abengibre y Bormate,
esos vamos a dejarlos,
que es cosa de escaparate."

Los jorqueranos nos hablan del hambre

En Jorquera hay otro dicho sobre el hambre que alude a nuestro pueblo:

“En Jorquera nació el hambre,
por la Recueja pasó,
en Abengibre hizo noche
y en La Ribera (de Cuba) murió.”

Los villavalienteros no dejan títere con cabeza...

No salimos muy bien parados de esta retahíla de los de Villavaliente, aunque los demás tampoco se van con las manos vacías:

“Fanfarrias en Casas-Ibáñez,
gente noble en Alborea,
en Casas de Ves, rabotes,
y en Alcalá, rabiblancos
se crían entre las piedras.

En Carcelén, gordos nabos,
en Alatoz, la mucha miera,
en el Pozo, los centenos,
pastores en Higueruela.

En La Hoya de Gonzalo
andan los dones por tierra,

En Chinchilla, San Benito,
en Albacete, puteca,
Tinajeros y Madrigueras,
toda gente esparraguera.

En Bormate, mucho rabo,
allí tienen el banco para cortarlo,
Fuentealbilla, la sal blanca,
Abengibre, mucha agua,
pero son muchas las puercas.

El Molar está en un alto
y la Campuzana allí cerca.

En Jorquera, escribanos y ministros,
apretantes de bolsillo y faltriquera.

En Casas de Juan Núñez,
muchos carros y galeras,
y en el pueblo de Villavaliente,
tiradores de escopeta,
que apuntan a las liebres
y le dan a las piedras.”


Estas son algunas de las cosas que se dicen sobre Abengibre y los abengibreños, pero si conoces alguna más, no dudes en ponerte en contacto conmigo para que pueda incluirla.

Pie de página

A continuación mostramos el mapa del sitio. Regresar a los accesos directos de navegación

Pie de página

Aquí encontrarás enlaces legales. Regresar a los accesos directos de navegación