Cabecera

Empieza la cabecera de la web, con el buscador y selector de idioma. Si quiere saltar este contenido, puede regresar a los accesos directos para navegar por la web

Formulario de búsqueda

¿Dónde te encuentras?

A continuación mostramos el menú de migas, que muestra el lugar exacto donde el usuario se encuentra actualmente. Si lo desea puede regresar a los accesos directos de navegación

Estás en

San Isidro

Como en toda España, en Abengibre, en la festividad de san Isidro se celebra una romería hasta el Pinar de la Casilla del Monte

Sobre la vida de San Isidro

San Isidro fue un humilde labrador que vivió en Madrid entre los siglos XI y XII. El episodio más conocido de su vida, y que se reproduce en la imagen que tenemos suya en Abengibre, es el momento en que el santo dejó sus tareas en el campo para orar a Dios. En ese momento apareció su amo y cuando iba a reprenderle vio que unos ángeles conducían el arado de bueyes que él había dejado y estaban labrando la tierra. Dada la gran devoción del pueblo de Madrid por San Isidro, el Papa Paulo V lo beatificó en 1619, fijando la celebración de su fiesta el 15 de Mayo. Por su parte, el Papa Juan XXIII extendió el patronazgo de San Isidro a los agricultores y campesinos españoles por Bula "Agri Culturam" dada en Roma el 16 de diciembre de 1960.

Celebración de San Isidro en Abengibre

Altar a San Isidro durante su romería. Foto de Mateo López Valera

Como en toda España, en Abengibre, en la festividad de san Isidro se celebra una romería hasta el Pinar de la Casilla del Monte. La imagen de san Isidro es trasladada hasta allí en un remolque repleto de gente y decorado con cintas, ramas de pino y todo tipo de adornos vegetales.

Desde tempranas horas de la mañana (incluso algunos atrevidos, como los Quintos, que montan las tiendas de campaña por la noche), todas las familias del pueblo van montando sus pequeños campamentos. Mesas de matanza, lonas para resguardarse del sol implacable de mayo, improvisados columpios hechos con gruesas cuerdas de los camiones y hogueras para asar, jalonan el monte. Todo el mundo se prepara para una jornada marcada por una buena comilona.

A las doce tiene lugar la Santa Misa en honor a san Isidro, siendo el altar el propio remolque.

Aunque ya no conservamos muchas de las actividades de ese día, raro es quien no recuerda los tradicionales Concursos de Surcos con Arado. Antes con las mulas, ahora con los tractores, los mejores tractoristas del pueblo compiten para realizar el surco más recto en un largo majuelo en el que no hay referencias posibles.

La tarde se suele dedicar a dar paseos visitando a los conocidos o caminando por los campos cercanos hasta que, al oscurecer, se recogen los atos y se vuelve al pueblo lleno de tierra y arrestrojao.

Traslado de la fiesta

Desde hace algunos años, para favorecer que la mayor parte de los abengibreños puedan asistir a la Fiesta de San Isidro, la Romería del Santo se realiza el domingo más cercano al 15 de mayo.

Antonia y mi tía Virtudes con las parrillas de la carne

 

A la Antonia y a Juan Antonio, por tantos buenos momentos vividos con ellos y por tantos buenos columpios...

Pie de página

A continuación mostramos el mapa del sitio. Regresar a los accesos directos de navegación

Pie de página

Aquí encontrarás enlaces legales. Regresar a los accesos directos de navegación