Cabecera

Empieza la cabecera de la web, con el buscador y selector de idioma. Si quiere saltar este contenido, puede regresar a los accesos directos para navegar por la web

Formulario de búsqueda

¿Dónde te encuentras?

A continuación mostramos el menú de migas, que muestra el lugar exacto donde el usuario se encuentra actualmente. Si lo desea puede regresar a los accesos directos de navegación

Estás en

Paisaje de Abengibre

Gracias a la inestimable colaboración de nuestro paisano y biólogo, Alonso Verde, podemos conocer más datos sobre nuestro entorno y cómo hacían uso de él nuestros antepasados

Situación geográfica

El pueblo de Abengibre está situado en el noreste de la provincia de Albacete.

Vistas del paisaje de Abengibre desde la Peñaza

Clima y temperatura

Presenta un clima típicamente mediterráneo, con una precipitación media anual que oscila entre 350-400 mm/m2, es decir, la correspondiente a un clima seco en el que las principales lluvias se recogen en otoño y primavera, siendo especialmente secos el verano y el invierno.

Su temperatura media anual es de 13,2º C, con fuertes contrastes entre el verano y el invierno, lo que le da zona una marcada continentalidad.

Altitud y relieve

Su territorio se eleva hasta casi los 700 m sobre el nivel del mar, siendo su punto más alto "La Calerica", con 687 m.

Su término municipal se extiende a lo largo de poco más de 3000 hectáreas, presentando un relieve bastante accidentado, debido, en parte, al pequeño valle que discurre de norte a sur, labrado por el arroyo Abengibre, conocido en pueblo como "La Cañá" y, que lo deja literalmente dividido en dos.

Son numerosos los barrancos que en sentido este-oeste desaguan en el arroyo: "El Barranco del Cura, "El Barranco de la Zorra", "Barranco Romero", Barranco Perdido", etc., lo que incrementa esta accidentalidad del terreno.

Suelos y materiales

El suelo que domina en casi todo el término municipal son materiales calizos depositados durante el periodo Terciario, con pequeñas afloraciones fosilíferas en las vertientes de la cañada, en los alrededores del pueblo. Son éstos pequeños fósiles de caracoles llamados Planorbis, habitantes de lagunas de agua dulce, de poca profundidad, que dominaron el paisaje de la zona en épocas anteriores.

Son más escasas las zonas ocupadas por areniscas y conglomerados de origen fluvial, acúmulos de épocas más recientes del periodo Cuaternario.

Vegetación

El clima y el suelo han desarrollado un tipo de vegetación distinta a la que hoy conocemos, transformada y modelada por la intervención del hombre.

Es una vegetación típicamente mediterránea que estaría dominada por un bosque esclerófilo mediterráneo caracterizado por especies arbóreas como las encinas y especies arbustivas típicas como la coscoja (Quercus coccifera), el espino (Rhamnus lycioides) y acompañados de matorrales ricos en plantas aromáticas como romero (Rosmarinus officinalis) o tomillo (Thymus vulgaris).

El paisaje que ahora podemos encontrar es diferente al originario

Se trata de un paisaje en el que el hombre ha tenido una clara intervención, modificándolo y transformándolo hasta la forma que hoy lo encontramos: amplios cultivos de vid y cereales, salpicados por pequeñas islas de pinares de pino piñonero (Pinus pinea) y encinas o matapardas (Quercus rotundifolia), además de coscojas o matarrubias que aparecen en zonas donde el suelo no ha podido ser roturado para su cultivo; salpican pequeñas formaciones de robles o quejigos (Quercus faginea) en los rincones más húmedos de las umbrías de los barrancos que desaguan en La Cañada, la que hoy, llena de huertas, muchas de ellas abandonadas, estuvo en su día ocupada por una vegetación palustre dominada por juncos (Scirpus holoschoenus), aneas y carrizos (Phragmites australis), además de algunos chopos y olmos.

Uso de las plantas y suelos por nuestros antepasados

Todo esto es el resultado del uso que el hombre ha hecho de las plantas y del suelo para su cultivo. Desde que llegaron aquí los primeros Neardentales, las primeras necesidades fueron cubiertas por plantas, después se fueron diversificando los usos hasta completar todo un cuerpo de conocimientos que rodea al mundo de las plantas.

Todos estos conocimientos han llegado hasta nuestros días de boca en boca a través de las distintas generaciones. Conoce los usos y costumbres de los plantas en Abengibre.

 

Pie de página

A continuación mostramos el mapa del sitio. Regresar a los accesos directos de navegación

Pie de página

Aquí encontrarás enlaces legales. Regresar a los accesos directos de navegación